jueves, 30 de mayo de 2013

Reaccionan ONGs al asesinato del hermano de Marisela



Hay muchas garantías para los delincuentes, pero no para quienes nos defendemos, pues estamos vulnerables y desprotegidos, manifestó, Norma Ledezma Ortega

Heidi Rodríguez | 
NorteDigital

Chihuahua.- Hay muchas garantías para los delincuentes, pero no para quienes nos defendemos, pues estamos vulnerables y desprotegidos, manifestó, Norma Ledezma Ortega, coordinadora general de la Organización No Gubernamental (ONG), Justicia para Nuestras Hijas, con relación al asesinato de Jesús Ortiz Rivera, hermano de la también activista Marisela.

En febrero del 2001, Lilia Alejandra García Andrade, ahijada de Marisela Ortiz Rivera, apareció muerta con señales de violencia sexual en un campo maquilador de esta ciudad, por lo que junto con su amiga Norma Andrade, ambas maestras, fundan la ONG Nuestras Hijas de Regreso a Casa.

Años mas tarde, apenas en el 2011, debido a su activismo social, recibió amenazas de muerte y la obligaron a pedir asilo político en Estados Unidos (EU), dos años después de que su yerno también fuera asesinado.

El homicidio de Jesús implica un duelo más para una familia rodeada de tragedias y que pueden asumirse como lamentables en muchos sentidos, pues no sólo es de criticarse al igual que cualquiera de este tipo, sino que evidencia las pocas oportunidades que tenemos los ciudadanos de defendernos, observó, Ledezma Ortega.

“En Chihuahua, a pesar de que se diga que bajaron los índices de violencia, no es cierto. Lo vemos con este caso. También, apenas hace unos días, asaltaron un expendio, el encargado se defiende y dispara contra los asaltantes. Hoy está preso porque mató en defensa propia”, analizó.

Afirmó que “esto evidencia que la sociedad estamos vulnerables y desprotegidos, porque las garantías de los delincuentes son muchas y las de los ciudadanos, son muy pocas. Vean lo que pasa cuando tienes que defenderte”.

Criticó la poca efectividad del Estado, a través de sus fuerzas policiacas, al no ser capaz de garantizar la seguridad a sus gobernados, al reflejarse diariamente este tipo de tragedias.

Dijo que debido a que Marisela Ortiz, vive fuera del país, hasta el momento no la han podido contactar, mas a nombre de la ONG Justicia por Nuestras Hijas, manifestó su solidaridad tanto para ella, como para su familia.

“Seguimos diciendo que los que levantamos la voz, tenemos pocas garantías de que se nos escuche, sin embargo continuamos. Ella ha sido una mujer fuerte, pionera y líder, en esta lucha de la búsqueda de justicia. 

Lo sentimos mucho; pero debemos seguir levantando la voz por todas estas personas que ya no se están callando”, sentenció.